- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 8 de marzo de 2017

TERMINATOR: GÉNESIS

FECHA DE ESTRENO
22 de Junio de 2015
TITULO ORIGINAL
Terminator: Genisys
DIRECTOR
Alan Taylor
PRODUCTORES
David Ellison, Dana Goldberg
GUION
Laeta Kalogridis, Patrick Lussier
REPARTO
Arnold Schwarzenegger (Guardián), Jason Clarke (John Connor), Emilia Clarke (Sarah Connor), Jai Courtney (Kyle Reese), J.K. Simmons (O’Brien), Dayo Okeniyi (Danny Dyson), Matthew Smith (Alex), Courtney B. Vance (Miles Dyson), Byung-Hun Lee (Policía / T-1000), Michael Gladis (Teniente Matias), Sandrine Holt (Detective Cheung), Wayne Bastrup (Joven O’Brien), Greg Alan Williams (Detective Harding), Otto Sanchez (Matty Ferraro (Agente Janssen), Griff Furst (Agente Burke), Ian Etheridge (Skynet), Nolan Gross (Skynet), Seth Meriwether (Skynet), Willa Taylor (Joven Sarah)
CINEMATOGRAFÍA
Kramer Morgenthau
BANDA SONORA
Lorne Balfe
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
126 minutos
PRECEDIDA POR:

KYLE REESE: “¿Cómo consigue una niña su Terminator? Vale no tienes por qué contármelo.”
SARAH CONNOR: “Fue en 1973. Mis padres tenían una cabaña en Bird Lake, papá y yo siempre íbamos a pescar por la mañana y mamá nos saludaba desde el muelle. Yo la estaba mirando allí en la… y entonces la cabaña explotó. Yo creí que el bote se hundía, ¿vale? Pero no era agua lo que subía de abajo, era metal líquido.”
KYLE REESE: “Un T-1000.”
SARAH CONNOR: “Papá me dijo que nadara en línea recta, pasándome el dedo por la palma de la mano. ¿Puedes hacerlo? Dijo: solo avanza y no mires atrás. Las últimas palabras que él me dijo y tú las sabías. ¿Cómo?”
KYLE REESE: “Es un recuerdo imposible. Solo te recordaba a ti cogiéndome la mano, y diciendo esas palabras, y yo solo te miraba pensando: es preciosa.”

CURIOSIDADES
Inicialmente, “Terminator: Salvation” había sido creada con la intención de comenzar una nueva trilogía. La producción de la quinta película se retrasó debido a disputas legales con la compañía Halcyon, propietaria de la franquicia que además había entrado en riesgo de bancarrota en agosto de 2009. Para evitar dicha bancarrota, Halcyon decidió vender los derechos de la franquicia otorgándoles un precio de setenta millones de dólares. En Febrero de 2010, la franquicia fue subastada por veintinueve millones y medio a Pacificor, un fondo de cobertura que era el mayor acreedor de los procedimientos de la bancarrota de Halcyon. El trato eliminó toda deuda de Halcyon a Pacificor, garantizando que Halcyon recibiría cinco millones de dólares por cada secuela producida. Pacificor volvió a vender la franquicia en Mayo del mismo año.
En Agosto de 2010, “Hannover House” anunció la idea de crear una película de animación y en tres dimensiones, titulada “Terminator 3000”. Pacificor respondió con una carta exigiendo que se echaran atrás, rechazando una oferta de treinta millones de Hannover sobre los derechos para producir la película. 
En Febrero de 2011, Universal Studios consideró el invertir en la quinta película siempre que Arnold Schwarzenegger regresara en el papel protagonista, Justin Lin se encargara de la dirección, y Chris Morgan del guion. En Abril del mismo año, se entregó una propuesta con esas condiciones, excepto la participación de Chris Morgan a Universal Studios, Sony, Lionsgate y CBS Films. Dicha idea fue recogida por Megan Ellison y su compañía de producción, Annapurna Pictures, en Mayo de 2011. Esto sucedió una vez hubieron adquirido los derechos para realizar dos películas de la franquicia en una subasta. El trato fue concluido en Diciembre de 2012, y el precio final disminuyó debido a nuevas leyes de copyright, las cuales levantaban la posibilidad de que los derechos volvieran a manos de James Cameron en el año 2019. El hermano de Ellison, David, y otros miembros de su compañía Skydance Productions aceptaron coproducir la película. Justin Lin tuvo que abandonar el proyecto debido a su compromiso con “Fast & Furious 6”. 
Laeta Kalogridis y Patrick Lussier recibieron el encargo de realizar el guion en Enero de 2013. Ambos habían rechazado participar en el proyecto en tres ocasiones, pero James Cameron les convenció para que lo hicieran.
Paramount Pictures tenía un trato de financiación y distribución con Skydance, por lo que aceptaron ser los distribuidores en Junio de 2015. Rian Johnson, Denis Villeneuve y Ang Lee recibieron la oferta de dirigir la quinta película, pero Alan Taylor fue seleccionado en Septiembre de 2013. En Enero de 2014, Megan Ellison anunció que su compañía de producción ya no iba a financiar la película. Skydance y Paramount proporcionarían dicha financiación, y Ellison recibiría crédito como productora ejecutiva. Tras adquirir los derechos de la franquicia, Megan Ellison consultó a James Cameron sobre ideas para la nueva película. Cameron se reunió en repetidas ocasiones con David Ellison para discutir el papel de Schwarzenegger y como respetar la originalidad del T-800.
En Junio de 2013, Schwarzenegger anunció que regresaría para la quinta película en el papel del Terminator. Solamente había dejado de participar en la cuarta película de la franquicia. A principios de Noviembre del mismo año, Garrett Hedlund y Tom Hardy fueron considerados para el papel de Kyle Reese. Ese mismo mes se decidió que el papel de Sarah Connor recaería en Emilia Clarke, Tatiana Maslany y Brie Larson. Clarke terminó por ser seleccionada en Diciembre, en parte debido a su popularidad interpretando a Daenerys Targaryen en la serie “Juego de Tronos” (2011). En Febrero de 2014, el estudio consideró a Jai Courtney y Boyd Holbrook para el papel de Kyle Reese; y Courtney anunció haber recibido el papel a finales del mismo mes. La película fue titulada “Terminator: Génesis” y se decidió que relanzaría toda la franquicia iniciando una nueva trilogía y alterando toda la línea temporal de las anteriores películas. Logró recaudar casi noventa millones de dólares en Norteamérica y trescientos cincuenta en otros territorios globales, acumulando un total de cuatrocientos cuarenta millones. 
De toda la franquicia, solo “Terminator 2: El Juicio Final” (1991) logró recaudar más en taquilla. Debido a su presupuesto de ciento cincuenta y cinco millones de dólares, y gastos de casi cien millones en Marketing, se declaró que la película debía recaudar cuatrocientos cincuenta millones para poder ser considerada exitosa. Fue la primera película en recaudar cuatrocientos millones en el resto del mundo, sin llegar a los cien en Norteamérica. A fecha de este post, todavía se desconoce si se creará una sexta película debido a que “Terminator: Génesis” no había alcanzado las expectativas indicadas.

NOTA PERSONAL
Esta quinta película de la franquicia ha generado críticas bastante malas, pero a mí me ha sorprendido bastante. La pude ver en verano en el cine, y me sorprendió porque la franquicia ya estaba acabando con las posibilidades en lo relativo a la trama. 
En esta quinta película se introdujo el concepto de la capacidad  de alterar la línea temporal de una forma muy original. Me dejó completamente enganchado el poder observar todos los homenajes a las dos primeras películas, y el como la línea temporal cambiaba de forma radical. Pero al mismo tiempo, los personajes debían llevar a cabo determinadas acciones para asegurarse de que dicha línea temporal pudiera ser estable. Al mismo tiempo, los nuevos giros abrían una amplia serie de posibilidades de lo más interesantes, ya que al finalizar el film no sabemos cuándo tendrá lugar el Juicio Final, si lo tiene, o quien envió al Abuelo.
Los cambios en el reparto me parecieron acertados. Emilia Clarke no logra superar a Linda Hamilton, pero realiza una notable labor a la hora de interpretar a Sarah Connor. Lo mismo se puede decir de Jai Courtney en relación a Michael Biehn, aunque en ambos casos es difícil enfrentarse al reto de superar a personajes míticos que ya asignamos a determinados actores. 
El nuevo diseño del Terminator John Connors también me dejó francamente sorprendido, así como el nuevo giro en relación a la activación de Skynet. La verdad es que la trama me dejó completamente enganchado a la pantalla, prestando gran atención a la cantidad de información nueva que se nos iba revelando. Las escenas de las diferentes secuencias de acción me parecieron formidables, así como la destrucción de los diferentes modelos de Terminators. De verdad espero que a pesar de no obtener los resultados esperados, la franquicia pueda seguir adelante en forma de una nueva trilogía.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 2029, John Connor dirige una ofensiva final contra Skynet, responsable de haber provocado la casi extinción de la raza humana. Junto a él acude Kyle Reese, su mano derecha a quien rescató cuando solamente era un niño. 
John Connor es consciente de que Kyle Reese está destinado a convertirse en su padre, pero desea acabar con el arma definitiva de Skynet, una máquina del tiempo que utilizara para intentar matar a su madre Sarah Connor. Aunque Skynet cae durante la batalla, John no logra evitar que un T-800 sea enviado al año 1984 para matar a Sarah Connor. El bucle se repite y John observa como Kyle se presenta voluntario para viajar a 1984 y proteger a Sarah. Justo antes de partir, Kyle observa como John es atacado por un Terminator que se hace pasar por un soldado de la Resistencia. Durante el viaje, Kyle experimenta recuerdos en los que se le regalaba una Tablet con el programa Génesis en cuenta atrás para ser activado. Cuando Génesis sea activado, el Día del Juicio Final tendrá lugar, pero en el año 2017.
En el año 1984, el T-800 es destruido por otro Terminator y la propia Sarah Connor ya entrenada. La línea temporal fue modificada, ya que Skynet envió un Terminator a matar a Sarah cuando tenía nueve años. 
Otro Terminator Guardián lo impidió y se encargó de entrenar a Sarah, que a su vez le bautizó como Abuelo. Sin embargo, el Abuelo no posee dato alguno sobre quien le envió o por qué. Kyle llega a 1984 donde es atacado por un T-1000. Sarah y el Abuelo acuden al rescate de Kyle, que es informado de los cambios que han tenido lugar. Los tres acuden a una fábrica, donde Sarah y el abuelo han preparado una trampa para el T-1000. Allí, el T-1000 reactiva al T-800 que es destruido por Kyle.  Sarah conduce al T-1000 a una sala, donde al disparar sobre el techo cae una lluvia de ácido que acaba con el Terminator. Tras esto, el Abuelo y Sarah revelan haber construido una máquina temporal similar a la de Skynet, con la que pretenden viajar a 1997 para impedir que Skynet tome consciencia. Pero la línea temporal ha sido alterada, y Kyle les convence para viajar a 2017. Al haber estado en la máquina del tiempo, la cual sirvió como nexo, Kyle quedó protegido de los cambios en la línea temporal  y recuerda dos distintas, la original y la modificada.
El Abuelo queda atrás, ya que su brazo ha quedado expuesto, prometiendo estar preparado para la llegada de ambos. 
Sarah y Kyle viajan a Agosto de 2017 y se materializan en medio de una autopista de San Francisco, donde son arrestados por la policía. De camino a comisaria, Sarah explica como el Abuelo la salvó cuando un T-1000 asesinó a sus padres, prometiendo protegerla. Sin embargo, Kyle sigue sin confiar en el Terminator. Mientras tratan sus heridas, Sarah y Kyle descubren que Skynet ahora se llama Génesis, un sistema operativo global que todo el público está esperando, y que se activará en breve. Dos detectives aparecen para interrogar a Sarah y Kyle, sorprendidos porque el Kyle de ese año es un niño. También aparece un policía al que Kyle salvó al enfrentarse al T-1000 en 1984. A punto de ser trasladados a comisaria, ambos son rescatados por el mismísimo John Connor. Sin embargo, el Abuelo llega al hospital y dispara sobre John revelando que se trata de un avanzado Terminator T-3000. Mientras Kyle viajaba al pasado, John había sido atacado por un T-5000, encarnación física de Skynet que se hacía pasar por un soldado de la resistencia. De esta forma, John había sido transformado en un infiltrado nanocita. 
Tras esto, John había viajado al año 2014 para asegurar la activación de Génesis y Skynet. Durante la narración, Kyle descubre que es el padre de John Connor, y tiene que lidiar con ello.
John le ofrece a Kyle y Sarah la oportunidad de unirse a él, pero ambos se niegan. El Abuelo se enfrenta a John, quien queda atrapado por el imán de un Pet-Tac, dando una oportunidad para que Sarah, Kyle y el Abuelo escapen. Los tres acuden a un refugio para hacerse con armamento y prepararse para destruir Génesis en Cyberdyne. Mientras tanto, John se infiltra en la compañía para proteger el nacimiento de Skynet, y localiza a Sarah, Kyle y el Abuelo en su refugio. Estos escapan en un autobús rumbo a Cyberdyne, mientras John les persigue. El autobús termina cayendo por un puente, con John en su interior, mientras Sarah y el resto son arrestados. En plena interrogación, John les ataca una vez más, y se ven obligados a escapar. Sarah tiene que rescatar al Kyle de 2014 y sus padres, que habían sido llamados a identificar al Kyle del futuro, antes de huir en un helicoptero junto al resto. 
John les persigue en otro que se estrella cuando el Abuelo lo bombardea. Sin embargo, John sobrevive y se introduce en Cyberdyne, acelerando la cuenta atrás de Génesis de trece horas a quince minutos.
Kyle y Sarah instalan varias bombas en el complejo tras descubrir que Skynet ya ha adquirido consciencia y está a punto de ser activado. El Abuelo se enfrenta a John y lo atrapa en un campo magnético del prototipo de una maquina temporal que se encuentra en Cyberdyne. Ambos resultan destruidos, pero justo antes de la explosión del complejo, John arroja al Abuelo a un tanque llenó de polialeación mimética. Kyle y Sarah se refugian en un bunker bajo el complejo y las bombas impiden que Génesis entre en línea. Tras la explosión, el Abuelo reaparece al haber sido actualizado con polialeación mimética similar a la del T-1000, y ayuda a Kyle y Sarah a salir de los escombros. Los tres se dirigen a la residencia de los Reese, donde Kyle le informa a su yo del pasado acerca de lo importante de destruir Génesis, para asegurar que el bucle temporal tenga lugar. Tras esto, Kyle y Sarah inician su relación y los tres parten rumbo a los bosques. Sin embargo, el núcleo del sistema Génesis ha sobrevivido a la explosión, al estar protegido en una cámara subterránea.

ESCENA
Me encanta está escena de acción en la que el T-800 y el T-1000 son destruidos.

1 comentario:

  1. He visto esta película hace poco y la verdad que me ha gustado, aunque mi favorita siempre será la primera parte, esta película me ha gustado más que la tercera y la cuarta parte que siempre me han parecido más flojas que las dos primeras, así que puedo decir que en mi ranking personal de la saga terminator la de génesis se encuentra en el tercer puesto por encima de la tercera y la cuarta parte.
    Me ha gustado todo este nuevo giro de guión, parece que está de moda reescribir las historias tal y como sucedió con star trek, lo bueno que tiene los viajes en el tiempo es que una sola cosa puede cambiar el curso de la historia dando lugar a infinitas líneas temporales alternativas, ahora John Connor no es la esperanza de la humanidad lo son sus padres porque todo por lo que han luchado no ha servido de nada, Skynet ha vuelto a ganar haciendo que John se pase a su bando, Sarah Connor es mi personaje preferido de la saga y queda demostrado que ella ha sido siempre la auténtica heroína, lo que tiene este nuevo cambio de historia es que desgraciadamente Sarah vuelve a perder a sus padres como en la primera parte solo que en vez de en 1984 los pierde en 1973 y ahora el Guardián al que ella llama abuelo es su única familia tras salvarle la vida, lo que la convierte en la Sarah guerrera de terminator 2, aunque una parte de ella sigue conservando esa parte frágil y emocional de la primera, es como una mezcla de la Sarah de la primera y de la segunda parte, al destruir al terminator de la primera parte lo bueno es que los amigos de Sarah de la primera parte y la comisaría de policía que la protegía ya no morirán, tampoco muere Kyle por lo que tras derrotar a Skynet (aunque queda como siempre la puerta abierta para futuras secuelas) Sarah y Kyle pueden ser felices juntos y tener la relación que nunca pudieron tener.

    ResponderEliminar