- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 10 de mayo de 2017

DINOSAURIO

FECHA DE ESTRENO
19 de Mayo de 2000
TITULO ORIGINAL
Dinosaur
DIRECTORES
Ralph Zondag, Eric Leighton
PRODUCTOR
Pam Marsden
GUION
John Harrison, Robert Nelson, Jacobs
REPARTO (VOCES)
D. B. Sweeney (Aladar), Alfre Woodard (Plio), Ossie Davis (Yar), Max Casella (Zini), Hayden Panettiere (Suri), Samuel E. Wright (Kron), Julianna Margulies (Neera), Peter Siragusa (Bruton), Joan Plowright (Baylene), Della Reese (Eema), Evan Sabara (Joven Zini)
CINEMATOGRAFÍA
David Hardberger, S. Douglas Smith
BANDA SONORA
James Newton Howard
DISTRIBUIDA POR:
Walt Disney Studios Motion Pictures
DURACIÓN
82 minutos
CLASICO ANTERIOR:
CLASICO SIGUIENTE:
El Emperador y Sus Locuras

BRUTON: “¿Por qué lo hace? Animarlos con falsas esperanzas.”
PLIO: “La esperanza nos trajo hasta aquí.”
BRUTON: “¿Por qué no les deja aceptar su destino? Yo acepté el mío.”
PLIO: “¿Y cuál es tu destino?”
BRUTON: “Morir aquí. Es lo que hay.”
PLIO: “Solo si te rindes Bruton. Es tu elección, no tu destino.”

ALADAR: “No hay nada. No vamos a sobrevivir.”
BAYLENE: “Claro que sí. ¿Estamos aquí, verdad? ¿Cómo te atreves a malgastar tu suerte dándote por vencido? ¡Qué vergüenza! ¡Qué vergüenza! ¡Qué vergüenza! Lo peor de todo es que has permitido que una vieja como yo se creyera útil para los demás. ¿Y sabes una cosa? Tenías razón, y voy a seguir creyéndomelo. Y desde luego, no estoy dispuesta a morir aquí.

CURIOSIDADES
Se trata del trigésimo noveno clásico animado de Disney. La idea de realizar una película relacionada con dinosaurios y con animación generada por ordenador había sido considerada durante una década antes del estreno de “Dinosaurio”. La razón principal era la aparición de tecnología que permitía la producción de efectos visuales de gran calidad. Fue en el año 1988 cuando el Estudio Disney compró los derechos de un guion escrito por Walon Green. En concepto inicial del guion fue modificado por Paul Verhoeven y Phil Tippett, aunque en aquel entonces se había planteado realizarla mediante la técnica de stop motion. Inicialmente el protagonista iba a ser un Styracosaurus y su enemigo principal un Tyrannosaurus Rex. También se había concebido la historia para que fuera mucho más oscura y violenta, acabando con la extinción de los dinosaurios que resultaría en la muerte de los personajes de la película. Verhoeven y Tippett presentaron la idea a Disney, pero esta quedó archivada debido al resurgir del cine de animación de Disney a mediados de la década de 1990. 
Al retomar la idea se decidió que la película no tuviera dialogo alguno para así diferenciarla de “En Busca del Valle Encantado” (1988), ya que la trama de “Dinosaurio” tenía varias similitudes con el mencionado film. Michael Eisner insistió en que la película debía tener dialogo para que fuera más comercial. Curiosamente “El Valle Encantado” tampoco iba a tener dialogo inicialmente, solamente la voz de un narrador. George Scribner fue el primero que obtuvo el trabajo de dirigir la película y pasó dos años trabajando en la misma. Sin embargo, abandonó el trabajo para unirse a la organización “Walt Disney Imagineering”. A pesar de esto, la historia apenas cambió para cuando Scribner decidió abandonar la película y el proyecto recayó en Ralph Zondag y Eric Leighton. El propio Leighton reconoció que aunque su equipo deseaba aprender tanto sobre dinosaurios como fuera posible, también se saltaron algunas reglas de su anatomía ya que no estaban creando un documental. De hecho, Disney se aseguró de anunciar que la película se saltaría algunos hechos científicos a favor de la trama. 
Dichos cambios incluían el aspecto físico de algunos dinosaurios y el cómo eran presentados en el contexto evolucionario.
Las imágenes generadas por ordenador también podían ser combinadas con imágenes del mundo real para crear un aspecto lo más realista posible. El equipo encargado de la película viajó por todo el mundo para grabar lugares de la naturaleza que pudieran tener un aspecto dramático. Dichas grabaciones fueron entonces mezcladas con los dinosaurios generados por ordenador. A la hora de combinar ubicaciones reales con criaturas prehistóricas generadas por ordenar se creó el Departamento del Laboratorio Secreto. Este combinó la “Unidad de Gráficos Animados por Ordenador” con “Dream Quest Images”. Sin embargo, el Laboratorio Secreto terminaría por cerrar, y “Vision Crew Unlimited” pasó a proporcionar los efectos visuales especiales de las películas de acción real. El equipo de producción aseguró que los efectos visuales habían costado más de cien millones de dólares, razón por la que la película se convertía en un clásico instantáneo. 
Por todas estas técnicas innovadoras, “Dinosaurio” fue el primer clásico animado en salirse del aspecto tradicional de los anteriores. Inicialmente la película no fue concebida dentro de la categoría de “Clásicos Animados de Disney”, sino como una película independiente. Fue ocho años después cuando se convirtió en parte del mencionado listado. 
La banda sonora de la película fue compuesta por James Newton Howard. La cantante Kate Bush había escrito y grabado una canción para la película, que iba a ser utilizada en la escena de la destrucción de la isla de los lémures. Según Kate Bush la canción fue eliminada cuando Disney le solicitó que la reescribiera, y la cantante y compositora se negó. Pero Disney remarcó que en las emisiones de prueba de la película, la canción se había incluido y no había funcionado bien con los espectadores. Una atracción del parque temático “Animal Kingdom” titulada “Cuenta Atrás para la Extinción” fue cambiada y renombrada para adaptarse a la película. De esta forma pasó a ser conocida como “Dinosaurio”. 
A pesar de obtener grandes beneficios, la película se alejó de las expectativas de éxito del estudio, que deseaba romper moldes con el nuevo estilo de animación.

NOTA PERSONAL
La verdad es que la película me gustó bastante, aunque no voy a negar que vi demasiadas similitudes con “En Busca del Valle Encantado”, película de la que sin lugar a dudas soy un gran fan. La película tuvo el acierto de aparecer en plena fiebre por el mundo de los dinosaurios, que también me ha llamado siempre la atención desde películas de stop motion que los mostraban. A pesar de que no la consideré una película nada original, por las comparaciones mencionadas con anterioridad, hubo elementos que parecieron bastante interesantes. Antes de nada, creo que es importante destacar la formidable animación y su mezcla con ubicaciones reales. Fue un proyecto realmente espectacular en su época. Particularmente me gustó mucho el personaje de Kron por su complejidad, originalidad y obsesión por la ley del más fuerte. 
Desde mi punto de vista es el mayor antagonista de la película, muy por encima de los Carnotauros que curiosamente son los únicos dinosaurios que no hablan. Kron se convierte en el gran rival de Aladar y de su propia manada a la que desprecia como débil desaprovechando el potencial de funcionar unidos contra las adversidades. Al final, su soledad y terquedad provocan su propio final. Aladar es optimista, ha aprendido a trabajar en el equipo y logra inyectar esperanza en aquellos que la han perdido. Es fascinante ver la temática de la bondad como herramienta de liderazgo, y el cómo la ausencia de la misma daña la capacidad de un buen líder. En lo negativo señalaré unos Carnotauros poco aprovechados como los grandes villanos que tendrían que ser. La familia de lémures también me pareció muy desaprovechada en cuanto Aladar encuentra a la manada de dinosaurios. A partir de ese momento casi no intervienen de forma efectiva en la trama.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Cuando una cría de Parasaurolophus es atacada por un Carnotauro se produce una tremenda estampida. Debido a esto, una hembra de Iguanodonte se ve obligada a abandonar su nido que es destruido por la avalancha. Un único huevo logra sobrevivir, pero es recogido por un pequeño depredador, pero acaba cayendo a un río. El huevo es recogido por un pterodáctilo que lo lleva volando hasta su nido. Sin embargo, otras aves intentan arrebatárselo, por lo que el huevo termina cayendo un lugar lejano, una isla habitada por lémures. Una lémur llamada Plio es testigo de cómo el huevo eclosiona, liberando a la cría de Iguanodonte. Su padre Yar se muestra en contra de conservar a la cría, pero es incapaz de librarse de la cría. Finalmente, Yar permite que Plio adopte al Iguanodonte al que llaman Aladar.
Años más tarde, Aladar ya ha adquirido un tamaño impresionante, pero ha sido criado por los lémures junto a su hermana adoptiva Suri, hija de Plio. 
Su mejor amigo es su tío adoptivo Zini, hermano de Plio. Todos asisten a una ceremonia anual de apareamiento, donde Zini fracasa en un nuevo intento de encontrar pareja. Poco después de la ceremonia, los animales observan varios meteoritos en el cielo, y uno gigante se estrella en el mar. Al hacerlo explota generando varias bolas de fuego que destruyen la isla de los lémures. Aladar salta al agua con Plio, Zini, Yar y Suri en su lomo y logran llegar a la costa continental. Tras lamentar el desastre que ha acontecido sobre su hogar, deciden partir en busca de un nuevo hogar.
Mientras el grupo atraviesa el desértico continente es atacado por un grupo de Velociraptores. Al escapar, el grupo se encuentra con una inmensa manada compuesta por dinosaurios de diferentes especies y deciden unirse al considerar que por lo menos podrán ser protegidos de los peligros del desconocido continente. La manada es liderada por Kron y Bruton, y se dirige en busca del “Valle de los Nidos”. 
Aladar y su familia conocen a Baylene, la última de la especie Brachiosaurus, y a una Styracosaurus llamada Eema. Ambas son ancianas y les cuesta seguir el paso que marca Kron. Cuando Aladar intenta que Kron marque un paso más lento para las ancianas, éste le ignora ya que no puede preocuparse por aquellos que retrasen el paso del grupo. Sin embargo la hermana de Kron, Neera, aprecia el buen corazón de Aladar. La marcha a través del desolado desierto es dificultosa y muchos caen en la camino. Los que caen son devorados por los Velociraptores que siguen a la manada desde lejos. En la distancia, dos Carnotaurus también comienzan a seguir el rastro de la manada.
La manada llega a un lago al que los dinosaurios solían acudir, pero descubren que ha quedado completamente seco debido a los efectos de meteorito. Kron decide proseguir la marcha, asegurando que los que merezcan sobrevivir lograran llegar al Valle de los Nidos. Sin embargo, Aladar y Baylene descubren que queda agua bajo la superficie seca. 
A pesar de que Kron se muestra orgulloso y quiere acaparar el agua encontrada sin darse cuenta de que hay suficiente para toda la manada. De esta forma, Aladar Slava a la manada de deshidratarse. Neera observa el comportamiento altruista de Aladar, y no puede evitar compararle con el egoísta y violento Kron. Aladar y Neera forjan una sólida amistad, que no tarda en convertirse en algo más.
Mientras tanto, Bruton ha sido enviado a reconocer el terreno y no tarda en encontrarse con los dos Carnotauros. Tras ser atacado, logra escapar para advertir a la manada. Kron decide movilizar a todos sin importarle los que son incapaces de seguir el ritmo. Cuando Aladar intenta detener a la manada para que Baylene y Eema no queden atrás, es atacado brutalmente por Kron. Este le advierte que si vuelve a retar su liderazgo se arrepentirá. Aladar y su familia se quedan atrás para acompañar a Baylene y Eema y pronto se encuentran con Bruton, cuyas heridas han provocado que también quede rezagado. Durante una tormenta, el grupo se refugia en una cueva, donde Plio sana las heridas de Bruton con una planta que conocía de su isla. 
Mientras el grupo duerme, los dos Carnotauros llegan a la cueva. Bruton le ordena a Aladar que despierte al resto para que escapen por otra salida de la cueva, mientras se sacrifica para detener el avance de los Carnotauros. Bruton provoca un desprendimiento que mata a uno de los Carnotauros y detiene el paso del otro. Bruton pierde la vida en el proceso, pero un Carnotauro ha sobrevivido y continúa tras el rastro de la manada.
Aladar, los lémures, Eema y Baylene continúan adentrándose en la cueva hasta que llegan a un lugar sin salida. Sin embargo, los lémures descubren que la pared puede ser derribada y Aladar consigue echarla abajo. Al otro lado encuentran el Valle de los Nidos. Sin embargo, Eema se percata de una pila de rocas de dos montañas bloquea la entrada original al valle, por lo que la manada pasara de largo. Al mismo tiempo, Kron y la manada llegan a la entrada y la encuentran bloqueada, por lo que intentaran trepar por las rocas algo imposible. Aladar parte para avisar a la manada y llevarla al nuevo acceso. 
Aladar llega y advierte que al otro lado de las rocas hay un precipicio y se dispone a dirigir a la manada a la entrada que ha descubierto. Kron ve su liderazgo retado y decide atacar a Aladar, que recibe la ayuda de Neera. Aladar y Neera  lideran a la manada como pareja, pero pronto se ven enfrentados al Carnotauro que queda. Aladar anima a la manada para que se enfrente al Carnotauro como un equipo, ya que tendrán más oportunidades que si se separan. Aladar y Neera se enfrentan al Carnotauro y consiguen intimidarlo para que la manada pase. Sin embargo, el Carnotauro sale tras Kron que se ha quedado atrás intentando trepar por las rocas y logra herirlo. Aladar y Neera acuden en su ayuda y consiguen que el Carnotauro caiga por un precipicio a su muerte. Sin embargo, Kron fallece víctima de sus heridas y su propio orgullo.
Tras esto, Aladar guía al resto de la manada al Valle de los Nidos, donde todos fundan su nuevo hogar. Tiempo después, surge una nueva generación de dinosaurios sale del cascaron, entre los que se encuentran los hijos de Aladar y Neera. Los lémures también encuentran miembros de su especie, y Zini también ve la oportunidad de encontrar una pareja.

ESCENA
Pues me quedo con la escena de la caída del meteorito gigante, y la destrucción de la isla de los lémures. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario